Efectos de la relación padres, estudiantes e institución en función del acompañamiento de los primeros hacia los segundos

Nuestro Blog Académico

Efectos de la relación padres, estudiantes e institución en función del acompañamiento de los primeros hacia los segundos

Por: Juan David Robles Rey

Estudiante de grado 11º año 2018.

Tras la recopilación y análisis de los datos, fue evidenciado en el Colegio Bilingüe Lerner & Klein  existente una fuerte relación entre el acompañamiento que ejercen los padres de familia, el desempeño de los estudiantes de los grados Décimo y Undécimo del Colegio Bilingüe Lerner & Klein y la forma como se comportan éstos en la Institución. Es por esto que, la presente investigación pretende informar los efectos que dicho acompañamiento tiene hacia el proceso escolar de los estudiantes durante el 2018 en la Institución. Así pues, a continuación se plantean los hallazgos del estudio en torno a la relación entre el acompañamiento familiar, la asistencia a reuniones y los comentarios sobre el colegio y el desempeño de los estudiantes.

Relación acompañamiento – desempeño:

Para empezar, los resultados arrojan que solo un 15% de los encuestados considera que la relación con sus padres es buena y ellos conocen sobre su proceso Institucional porque existe una buena comunicación en casa padre e hijo. Mientras que, un 45% restante dice que sus padres no conocen sobre su proceso Institucional y lo relacionan con una mala comunicación padre e hijo. Por último, un 40% dice que sus padres conocen sobre su proceso pero no lo relacionan en ningún punto con la comunicación con sus padres.

Ahora bien, en el desarrollo del programa Together for our children´s success se encontró que los padres de familia no se vinculaban al proceso Institucional de sus hijos por dos razones: la primera de ellas porque no le veían ninguna relevancia a este vínculo ya que consideraban que no le iba a traer ningún beneficio a sus hijos en ningún ámbito. Sin embargo, la segunda razón indicaba que esto sucedía porque los padres no sabían cómo vincularse con el proceso de sus hijos gracias a una constante falta de comunicación para conocer sobre el mismo (H. Catalano, C. Catalano, 2014).

Como conclusión, se comprobó la teoría ya que un 55% de los estudiantes atribuye la falta de conocimiento de sus padres con respecto a su proceso Institucional a una mala comunicación en casa; mientras que, aquellos que consideran que sus padres conocen plenamente sobre su proceso Institucional lo relacionan con una buena comunicación en casa.

Otro factor importante es el seguimiento a las tareas por parte de los padres; entendiendo el seguimiento como estar al tanto de que el estudiante realice sus entregas, que haga las tareas y que haga sus trabajos con calidad, más no que los padres les hagan total o parcialmente las tareas a sus hijos. A ese respeto, los datos arrojan que solo un 5% de los encuestados manifiesta que sus padres hacen seguimiento a sus tareas en la actualidad; versus un 70% que dice que sus padres no lo hacen  y, un 25% que asegura que el acompañamiento se da en algunas ocasiones.

En ese sentido, se encuentra que la falta de acompañamiento es alta y que, si bien es verdad que los estudiantes de décimo y undécimo no necesitan el mismo acompañamiento que un niño de primaria,  sí deben ser acompañados, ya que esto permite que los educandos se sientas capaces de aprender al sentir el apoyo de sus padres, así, se enfrentan con más interés a los deberes escolares y a la escuela (Huguet, 2001). Incluso se identificó que hay una relación entre la falta de ejercitación en casa con tareas y trabajos y el desempeño de los estudiantes, pues obtienen notas bajas. Hecho que se podría prevenir omitigar, con un acompañamiento más efectivo.

Otro factor que se estudió fue la revisión y firma de la agenda escolar a diario. Sobre eso, los datos arrojan que no hay constancia en la firma de las agendas, hay padres (o acudientes) que no firman la agenda en toda la semana, hay agendas de estudiantes que no tienen más de 10 firmas a lo largo de un trimestre y muchas veces no llevar la agenda firmada es tomado como un chiste entre los estudiantes.

Ahora, la encuesta arrojó los siguientes datos: 4 de cada 10 padres (o acudientes) no firman la agenda de sus hijos ningún día; mientras que, 5 de cada 10 estudiantes no llevan la agenda firmada por sus padres (o acudiente) algunas veces. Dichos datos comprueban que hay una falta de acompañamiento por parte de los padres y atención a sus hijos, la cual afecta un 40% de la población; lo que representa que los padres estén desinformados sobre el proceso y desempeño de sus hijos, al menos referente a lo que corresponde a la agenda.

Relación asistencia a reuniones-desempeño:

A partir de la aplicación de encuestas se encontraron los siguientes datos: Un 65% de los padres de familia siempre atienden a las escuelas de formación para formadores, un 10% de los mismos atiende algunas veces a estos espacios abiertos por el colegio, un  15% de estos asiste pocas veces a dichas escuelas  y un 10% nunca atiende a estos espacios. Es de aclarar que dichos espacios son de vital importancia para que los padres se enteren del proyecto Institucional del colegio y conozcan los objetivos y metas a los que busca llegar la Institución con sus estudiantes, además, éstas sirven para mejorar el acompañamiento y la relación padres-estudiantes-Institución (López, M., Mora, I. y Sánchez, N., 2018).

Ahora, al tener una asistencia únicamente del 15% de los padres de familia a las escuelas de formación para formadores se puede entender el hecho de que los padres estén desinformados sobre el proceso y desempeño de sus hijos, en cuanto a la información que brinda el colegio.  En ese sentido, los padres pueden llegar a desconocer las notas de sus hijos o los programas o estrategias que está desarrollando el colegio para fortalecer el proceso tanto académico como formativo de sus hijos.

Comentarios sobre la Institución:

En relación con las apreciaciones sobre la Institución, se encontró gracias a la matriz de triangulación un 5% de los estudiantes escuchan malos comentarios sobre el colegio en casa y un 85% de los mismos escucha apreciaciones tanto buenas como malas sobre las decisiones del colegio en casa, mientras que sólo un 10% de estos escucha buenos comentarios sobre la Institución. En adición, se encuentran una relación entre los comentarios hechos en casa y la actitud de los estudiantes frente a algunos temas como la aplicación de pruebas externas, las porciones en las onces porque consideran que estas son muy pequeñas con respecto a lo que se paga, el concepto que según los estudiantes el colegio tiene respecto a ellos ya que piensan que este último los considera como sólo un número y la exigencia de la cual opinan que es muy alta para un colegio.

Sin embargo, este estudio no encontró sustento para dichas afirmaciones, pero sí una relación entre la manera como se expresan los padres en casa y la forma como lo hacen sus hijos en el colegio; e indudablemente no expresar las inconformidades de acuerdo al conducto regular, termina siendo más perjudicial para los educandos que para la propia Institución (Rueda y Martínez, 2016, p. 33). Además, los niños aprenden de lo que ven en casa, un estudio llevado a cabo demostró que si a los niños se les atienden sus problemas en casa con atención y cariño estos lo harán de igual manera con sus pares, este efecto de replicar lo que ven en casa también sucede con los comentarios sobre la Institución (Jaramillo, 2002). De ahí que, se compruebe la información recolectada en el sentido de que tanto padres como alumnos hacen comentarios negativos y así como la mayoría de los padres hacen comentarios tanto buenos como malos sobre la Institución y sus decisiones de igual manera lo hacen sus hijos cuando están en ella.

Además, estas acciones llevadas a cabo por los padres en casa son perjudiciales para los educandos porque así como los padres no hacen nada con respecto a sus inconformidades igual lo hacen los estudiantes y entonces lo que hacen es crear un mal ambiente en el aula de clases el cual fomenta que se cree una imagen muchas veces errada sobre la Institución.

En conclusión, el estudio encontró que los efectos que tiene la falta de acompañamiento son malas notas, una mala convivencia, problemas en la Institución, comentarios poco objetivos y percepciones incorrectas sobre el colegio. También se pudo demostrar que la falta de dicho acompañamiento es negativa para los estudiantes y los afecta más allá de sus notas sino que llega también hasta la convivencia entre pares.

REFERENCIAS

Catalano, H., y Catalano, C. (2014). The importance of the school-family relationship in the child’s intellectual and social development. Procedia-Social and behavioral sciences, 128(1), 406-414.

Huguet, T. (2001). La participación de los padres y madres en la escuela. Venezuela, Caracas: Laboratorio Educativo.

Jaramillo, J. (2002). Familia y colegio: una integración clave para el desarrollo educativo de los niños. Colombia, Bogotá: Norma.

López, M., Mora, I. y Sánchez, N. (2018). El acompañamiento académico desde las escuelas de padres a jóvenes de grado séptimo en tres colegios oficiales de la localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá D.C. Universidad de La Salle. p. 123.

Rueda, J., y Páez, R. (2016). Familia, escuela y desarrollo humano. Colombia, Bogotá: Comité editorial de la facultad.

Deja un comentario